miércoles, 13 de marzo de 2013

TRASLACIÓN: EFECTOS SECUNDARIOS

Cuando uno sigue el brillo de supuestos astros, 
no deja nunca que salga su propia luz.

12 comentarios:

  1. Hay personalidades que eclipsan...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosa, creo que es la ausencia de personalidad propia la que se deja eclipsar (es más fácil ser espectador que protagonista).

      Besotes desde todos los rincones del planeta

      Eliminar
  2. Pero los astros, durante mucho tiempo, nos marcan el camino. Solo al final nos soltamos de la mano de papá y pedaleamos solos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rubén, no todos pedalean solos, he ahí el problema. Los ruedines acompañan de por vida.

      Abrazotes

      Eliminar
  3. Estoy de acuerdo, Manuel, totalmente de acuerdo. Lo máximo a lo que podemos aspirar -en ese caso- es a reflejar su luz.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedro, y eso es lo que hacen los espejos, no los humanos.

      Abrazotes

      Eliminar
  4. Tiene pinta de fumatablanca je,je,je...(Oyendo las noticias, escribo)

    Besicos don Manuel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, un nuevo "cegador". En fin.

      Besazos, señora mía

      Eliminar
  5. Somos en la medida que nos relacionamos con los otros, en eso, creo q va implícito que nos comparemos con ellos. El que nos creamos más, menos, o simplemente con nuestra propia luz, que esa sí q sólo es nuestra y marca nuestra propia identidad, ya depende únicamente de nosotros.

    (Vaya rollo te he echado, pero me has inspirado, chico!)

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su, sin duda, y el día que comprendamos que sólo combatimos contra nosotros mismos todo será mucho más sencillo (yo soy yo, no puedo ser tú).

      Abrazotes desenrollados

      Eliminar
  6. No podemos gastar la energía siguiendo a nadie, hay que conservarla toda para tu propia caminata. Eso está claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo, Miguel Ángel, anda que no tenemos cosas que descubrirnos.

      Abrazotes

      Eliminar