miércoles, 19 de febrero de 2014

LA LUCHA DE HERÁCLITO

Dado que no nos podemos bañar dos veces en el mismo río, 
es imposible tropezar dos veces con la misma piedra.

15 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Todos estamos más que calados, Miguel.

      Abrazotes remojados

      Eliminar
  2. Siempre son otras piedras las que se ponen en el camino, aunque se disfrracen de la misma.
    Besos pétreos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La culpa nunca es de las piedras, es de nuestra atracción hacia ellas.

      Besos de cantera

      Eliminar
  3. Es mejor ir bien calzado...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y con buena suela, que la gravilla lo agrava todo.

      Besotes fluviales

      Eliminar
  4. Ya sabemos como son los filósofos, cuando uno ya te había conquistado viene otro y te convence de lo contrario. Hoy, con vuestro permiso, voy a filosofar con Anita y le digo que no, que es la misma piedra disfrazada de otra cosa. La lógica de Miguel me parece irrebatible. Besitos filosóficos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No existe la verdad verdadera y absoluta. Eso sí, si partimos de unos parámetros, hay que respetarlos. Y como nada vuelve, pues...

      Besotes refleivos

      Eliminar
  5. Creo que esta vez lo he pillado. Todo depende de la velocidad del cambio. Si las piedras son lentas podemos tropezar con las mismas y si los lentos somos nosotros también... o no.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, en principio y por principios nunca se es el mismo ni se es la misma piedra. Las coordenadas espacio-temporales siempre difieren. A eso se refería el filósofo y a eso nos referimos cuando sabemos que los errores son distintos, a pesar de llevar impreso el aroma de la humanidad.

      Saludos de bienhallada

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. El río corre, avanza. Nunca es el mismo. La piedra sí, quizá un poco más erosionada, pero la misma...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. esa piedra no tendrá el mismo entorno, ni será la misma hora, ni tendrá el mismo peso, quizá más verdín, quizá algún guijarro menos, quizá... No, nunca cometemos el mismo error, es otro, siempre es otro, similar, pero no el mismo.

      Besotes en movimiento

      Eliminar
  8. Es la tendencia a cometer los mismos errores. Somos olvidadizos por naturaleza y reacios a aprender. Heráclito no conoció nuestros ríos. Creo que regresaría a bañarse...:) Sonrío...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero no es el mismo error, similar, sí, porque tenemos tendencias y somos muy animales, pero nunca es el mismo.

      Besotes fluviales

      Eliminar