martes, 27 de noviembre de 2012

LA ETERNIDAD BIEN ENTENDIDA

La vida pasaba mientras se mantenían conversaciones de siempre.

9 comentarios:

  1. Tienes toda la razón, y qué buenas son las conversaciones cara a cara, con gestos en vez de emoticonos.
    A ver si nos vemos esta Navidad, no?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, conversar es hacer uso de todos los recursos que la comunicación nos brinda y si no estás, no es lo mismo.

      Y en Navidad, por supuesto, faltaría más y antes de que se acabe el mundo (¿o se ha acabado ya?)

      Abrazotes

      Eliminar
  2. Qué buena esa foto, qué de recuerdos... Y esas conversaciones hasta la hora de cenar, sentaditos en la puerta al fresquito, o con las abuelas cosiendo. ¿Eso sigue sucediendo en algún lugar? ay que nostalgia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yashira, charlar con la fresca y hasta que el cuerpo aguante no tiene precio. La foto la saqué este verano en "El Arenal" (Ávila), cerca de Arenas de San Pedro. Eso sí, la mítica se la hemos puesto nosotros, que las sillas estaban puestas para qeu los del siglo XXI no les aparcaran en la puerta.

      Besotes de es mejor no saber la verdad

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  3. ¡Ay Don Manuel, ya solo quedan cuatro pueblos donde puede verse esto,!
    Buen intervalo.

    Abrazos nostálgicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosy, cuanto más tiempo paso en la ciudad más ganas tengo de irme. Sé que será en breve.

      Abrazotes del futuro

      Eliminar
  4. Las conversaciones de siempre son las únicas que existen.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedro, y ahí sí que me encanta el día de la marmota.

      Abrazotes

      Eliminar