jueves, 1 de noviembre de 2012

OTRA (LA MISMA) VUELTA DE TUERCA

Cada día de todos los vivos, los fantasmas se arrugaban mucho 
ante la posibilidad de encontrarse con un humano.

10 comentarios:

  1. jeje, los vivos damos más miedo :-)
    saludillos

    ResponderEliminar
  2. Siempre he tenido más miedo de los vivos que de los muertos, Manuel. Me gustan las sábanas estiradas.


    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. Pues tienes toda la razón.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MJ, los muertos no pueden hacernos nada.

      Besotes vitales

      Eliminar
  4. ¿Qué día dices que es ese? ¿y están todos vivos? Uy qué miedo!
    Abrazooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, en ocasiones veo vivos por doquier y no muertos en vida.

      Abarzotes

      Eliminar
  5. Yo me encontré un día un vivo, y daba miedo...

    ResponderEliminar