jueves, 6 de diciembre de 2012

REMIENDOS DE AMOR

Pendientes del apaño no eran capaces 
de mirar hacia atrás y ver por qué se rompió.

10 comentarios:

  1. Gran representación de que aquello que no se deje zanjado en el pasado, puede tener repercusiones en el futuro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El+Burro, y lo peor no es que no se deje zanjado, sino que se pretenda arreglarlo cuando se sabe que lo que está roto, está roto.

      Saludos

      Eliminar
  2. Buena captura. Las roturas del día a día están llenas de significado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ernesto, somos lo que quedamos sin romper.

      Abrazotes íntegros

      Eliminar
  3. Y yo pienso que lo que se rompe, es inútil mirar para atrás a contemplar leche derramada...
    Mirar para atrás, nos impide avanzar, pasar la página... El amor no acepta remiendos...Se ama o se deja de amar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. América, estoy completamente de acuerdo. Lo que se rompe se rompe, y ya está. Qué manía con querer arregarlo

      Saludotes

      Eliminar
  4. No parece que se "rompiera el amor"

    Más bien está rota la economía, la domestica por ejemplo.

    Así lo veo yo, besicos Manuel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, y muy bien visto. Se rompen tantas cosas y todas ellas se intentan recomponer sin darse cuenta que debajo del pegamento siguen los añicos.

      Besotes sin un rasguño

      Eliminar
  5. Si el amor se ha roto, mejor buscarse otro, ¿los apaños? son solo un engaño.
    Je, con rima y todo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosy, completamente de acuerdo. Es el miedo al cambio, pero cuando llega es porque tiene que llegar.

      Abrazotes en pareado

      Eliminar