domingo, 17 de junio de 2012

OPERACIÓN BIQUINI

La dieta del ladrillo es, sin duda, la más efectiva.

10 comentarios:

  1. No sé si te refieres a comer ladrillo o a una buena burbuja inmobiliaria que nos deje a todos con la nevera llena de rugidos de hambre ;)
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, cualquiera de las dos es adecuada si lo que pretendes es quedarte descarnada.

      Abrazotes

      Eliminar
  2. Si, a base de pagar rescates y de salvar bancos, nuestras neveras lloran de pena...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosa, las neveras, vale, que siempre fueran muy empáticas, pero es que llora hasta el horno, con lo seco que es.

      Besotes

      Eliminar
  3. Una vez más estoy totalmente de acuerdo, Don Manuel.

    La dieta del ladrillo está dejando a nuestra sociedad en los huesos.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedro, y me da que esta dieta no es de las que luego se recupera lo perdido inmediatamente.

      Abrazotes al aire libre

      Eliminar
  4. No hay más que ver a esos pobres edificios, sin un ladrillo que echarse al esqueleto.
    De nuevo dio usted en el clavo, Sr. Rebollar.

    Un ladri... ¡uy, pero qué digo! Un abrazo ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MJ, ladrillo y ladriyo, puro egoísmo existencial.

      Abrazotes de madera

      Eliminar
  5. ¡Vaya que sí! Es la mejor para dejar un país hecho un autentico esqueleto.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elysa, y además un esqueleto sin calcio.

      Besotes L20

      Eliminar